¿Correo gratis?

¿Correo gratis?

Un email personalizado transmite una imagen profesional

Cuando nos establecemos como profesionales liberales, podemos apañarnos con la dirección de email personal de siempre, ya que en muchas ocasiones los primeros encargos los realizamos para conocidos o excompañeros.

Pero una vez que nuestro negocio se afianza y empezamos a diversificar la cartera de clientes o la de productos y servicios, no podemos permitirnos enviar correos desde la misma cuenta que mandamos mensajes a nuestros amigos o familiares. Y es que, las primeras impresiones cuentan, y mucho: no es lo mismo recibir un presupuesto de [email protected]om que de [email protected]

En efecto, enviar tus mensajes de email desde un nombre de dominio propio contribuye a transmitir la idea de que tienes un bagaje en el sector y cierta seguridad a largo plazo, lo que a su vez genera confianza en tu público.

Por otro lado, el nombre del correo electrónico es en sí mismo fundamental en este aspecto. No podemos utilizar uno descaradamente informal, tipo [email protected], pero tampoco pasarnos con algo demasiado impersonal como [email protected] En realidad, lo que mejor suele funcionar es alguna variante con tu nombre, apellidos o iniciales.

Un email personalizado hace que tu nombre sea fácil de recordar y reconocer

Solemos prestar mucha atención a la experiencia que nuestros clientes (en potencia y habituales) tienen en nuestra página web. Sin embargo, puede ocurrir que la web no sea el primer punto de contacto entre un usuario y tú y desde luego que tampoco es el único. Es más, seguro que tienes clientes que te han escrito antes siquiera de haber entrado en tu página.

En cualquier caso, para que la gente te encuentre y te identifique más fácilmente, lo mejor es que la URL de tu web y tu dirección de correo electrónico compartan dominio. Así te aseguras de que tu nombre no se les olvide.

Cuanto más consigas que la clientela relacione tus mensajes con tu página web, mejor. Para reforzar esta asociación, puedes añadir un pie en tu email con una firma potente que incluya tu logo y enlaces a tu página web y redes sociales.

Un email personalizado te permite compartimentar y mejorar la productividad

El último punto que consideramos clave es la separación de tareas porque, si bien es cierto que tomarse un respiro del trabajo ayuda a relajar la mente y aumentar la actividad tras el parón, a menudo evitar las distracciones resulta excepcionalmente provechoso.

Si los emails sociales y personales te llegan a otra bandeja de entrada, la tentación de distraerte es mucho menor. De este modo puedes centrarte en el trabajo y, cuando la faena esté lista, mirar el vídeo de perros saltando a la comba que te ha pasado tu compañero del gimnasio.

Es más, los sistemas de correo electrónico de pago te permiten crear múltiples direcciones de email profesionales tipo [email protected] o [email protected] para que puedas elegir una u otra en función del contexto.

Por ejemplo, si publicas un anuncio en una revista, quizá no convenga usar [email protected] como contacto y en cambio sea más práctico dirigir las respuestas a [email protected] para dividir tu trabajo más eficazmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


¿Te llamamos?
close slider


He leido y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad